La microeconomía es la disciplina que se encarga de estudiar el comportamiento económico de las pequeñas unidades de decisión, entendiendo a éstas como empresas, hogares e individuos. El objetivo fundamental, se centra en el análisis del comportamiento de estas unidades y su interacción con los mercados (consumidores, inversionistas, trabajadores).

Para el estudio de estos fenómenos, la microeconomía se vale de modelos formales, que explican las decisiones de productores y consumidores, partiendo de supuestos, hasta llegar a conclusiones a través de métodos deductivos.

La parte analítica del estudio, en cambio, está basada en el razonamiento lógico, por eso se emplea el lenguaje matemático, que aporta claridad y rigor, tanto a los procedimientos, como a los resultados.

Las personas tienen necesidades elementales y específicas que cubrir (alimentación, vestido, medicinas, vivienda, otros), y existen múltiples factores que influyen en la capacidad de generar recursos para satisfacer dichas necesidades, tales como trabajo, materia prima o capital. El equilibrio y óptima distribución de estos recursos, es materia microeconómica.

Herramientas de la microeconomía

Esta ciencia se vale de varias ramas de estudio para desarrollar sus aplicaciones, como son las teorías y los indicadores. Las teorías empleadas en microeconomía son las siguientes:

  1. Teoría del consumidor
  2. De la demanda
  3. Del productor
  4. Del equilibrio general
  5. De los mercados de activos financieros

1. Teoría del consumidor

Su objetivo es anticipar la elección del consumidor partiendo de sus preferencias individuales, ante la gama de bienes y servicios que se le ofrecen, y entre los que puede optar según los recursos disponibles.

2. Teoría de la demanda

Se refiere a la cantidad y calidad de productos, servicios y bienes en general, que se pueden adquirir de manera individual o en conjunto, a precios que varían en el mercado, en un momento dado. Se habla entonces de demanda individual o demanda total o de mercado. La teoría de la demanda constituye una función matemática.

3. Teoría del productor

Sostiene que la producción es la conversión de elementos productivos en productos efectivamente. Como consecuencia, las empresas son las organizaciones que se dedican a planificar, coordinar y supervisar la tarea de producción, eligiendo la combinación de estos elementos para aumentar los beneficios.

4. Teoría del equilibrio general

Trata de explicar las relaciones desde la unidad hasta el conjunto, o partiendo de lo específico a lo general. Los modelos de equilibrio incluyen diversidad de mercados. Estos modelos son sumamente complejos, y en la actualidad, requieren el uso de computadoras, para trabajar en la búsqueda de soluciones en este campo.

5. Teoría de los mercados de activos financieros

En al ámbito de los mercados de bienes y servicios, se presentan cuatro tipos o modelos situacionales, que se denominan Estructuras de Mercado, y son las siguientes:

  1. Monopolio
  2. Oligopolio
  3. Competencia monopolística
  4. Competencia perfecta
  5. Indicadores microeconómicos

Últimos aportes

Estas son las teorías tradicionales que se aplican a la materia. Más recientemente se ha planteado una teoría procedente de las ciencias políticas que se aplica con éxito a la sociología y a la microeconomía, y es la siguiente:

Teoría de la elección racional

Estudia los fenómenos de carácter político, partiendo de supuestos elementales provenientes de la economía, cuyo principio reza que: el comportamiento de los individuos es similar en el mundo económico y en el político, pues en ambos, la tendencia es evitar los riesgos y maximizar los beneficios. Las personas se inclinan por elegir lo bueno y descartar lo que las perjudica, guiándose por la intuición, traducida luego en razonamiento.

Por lo tanto, la teoría analiza al individuo, se fía de su interés particular asumiendo que todos los individuos son, en principio, egoístas, y todos de la misma manera poseen la racionalidad, el tiempo y la autonomía necesaria para hacer elecciones independientes de la complejidad que conlleven. Más que individuos reales, este planteamiento apunta a individuos ideales, o modelos que posean los rasgos fundamentales del problema que se va a estudiar.

Indicadores económicos

Son los elementos que señalan la situación de un aspecto económico específico, en un momento dado. Éstos pueden ser muy variados: producción, precios, sistema financiero, comercio exterior, entre otros, lo que genera gran cantidad de indicadores.

En al área microeconómica, los principales indicadores son:

  • Base monetaria
  • Oferta monetaria
  • Tasas de interés
  • Precios
  • Índice de precios al consumidor (IPC)
  • Índice de precios al productor (IPP)
  • Salario mínimo
  • Tasa de desempleo
  • Producto Interno bruto per cápita (PIBpc)

Conocimientos prácticos y aplicables

En síntesis, la microeconomía ofrece una estructura básica de análisis y datos útiles, a aquellos profesionales de la administración y la gerencia, que requieren un marco fundamental para la toma de decisiones cotidianas, o para la aplicación de estrategias, bien en el área de ventas, diseño y orientación del marketing, o en la relación con clientes y proveedores, entre muchas otras aplicaciones.