Una de las alternativas más efectivas para incrementar tus ventas es la introducción de nuevos productos, servicios o conceptos que sumen valor a tu empresa. Alfonso Rodríguez, director general y socio director de The Friedman Group México, asegura que “la diversificación de las líneas de negocio debe tener como origen un producto o servicio base y estar en el contexto periférico de lo que haces, es decir, tiene que partir del core product de la empresa, que es el centro de tu negocio”.

Pero que antes de dar los primeros pasos, tus productos tienen que estar maduros, bien posicionados y contar con la confianza del consumidor. Joaquín Matienzo, director general y fundador de Fullsand, afirma que el momento ideal para incrementar tus líneas de negocios es cuando tu empresa ha adquirido experiencia, capital y credibilidad. “Crecer es una consecuencia de la solidez y aceptación de tu producto”, dice.

El emprendedor, hoy fabricante y distribuidor de ropa y accesorios de playa en la República Mexicana, con presencia en Brasil, Canadá y Estados Unidos, comenzó su empresa en 1986 con la elaboración de trajes de baño para hombres. Un año después de probar la venta directa en las playas, rentó un local para fabricar el producto bajo el firme propósito de crecer.

“Mi estrategia consistió en diseño, precio y calidad. Luego empecé con volumen. Dos años después, sentí que tenía la fortaleza para producir en serie; fue entonces cuando comencé a vender a las tiendas departamentales”, recuerda. Pero éstas demandaban una marca de prestigio.

Por lo tanto, en 1991 adquirió la concesión de la estadounidense Side Out para respaldar su oferta e inauguró una primera sucursal en la Ciudad de México. “La marca tenía gorras, viseras, playeras y sudaderas para caballero. Y como mis shorts ya estaban posicionados por su diseño y calidad, fue fácil que mis clientes confiaran en los nuevos productos que ahora les ofrecía”, señala.

Ofrece más (y mejores) opciones
Para Alfonso Rodríguez, también mentor de la aceleradora de negocios Endeavor, hay dos caminos para extender un negocio. El primero consiste en agregar nuevos productos a tu catálogo de ventas; en tanto que el segundo es a través de la innovación sobre la oferta que ya se tiene.

Recuerda que el mercado no está dispuesto a comprar lo mismo de siempre. Hoy, los clientes buscan algo novedoso. Por lo que tu mejor aliado para la creación o mejora de productos y servicios serán, en principio, los compradores satisfechos. “Pregúntales a los consumidores que te quieren y que confían en ti qué más le gustaría que hicieras. Pero también escucha al cliente medianamente satisfecho; en este caso, identifica por qué no siempre está contigo y cuestiónale qué te hace falta”, recomienda el consultor.

Precisamente siguiendo la voz del mercado, en 1993 Joaquín Matienzo amplió la perspectiva de su empresa con la apertura de nuevas tiendas y una línea para mujeres. “Mi secreto ha sido tener una visión clara del negocio y crecer en el mismo sentido, con productos paralelos y líneas complementarias. O bien, si el mercado lo requiere, puedes dedicarte a hacer una sola cosa y ser el rey de los shorts o los zapatos, pero siempre tienes que variar dentro de esa misma línea”.

Para 2000, debido a la cancelación de la licencia que comercializaba, el emprendedor se enfrentó a la necesidad de crear una marca. Así que se reunió con los licenciatarios de Brasil, Canadá y Estados Unidos, y juntos crearon Fullsand. “Una marca te da imagen y volumen de venta; pero en mi caso, por mucha marca nueva no hubiera podido mantener mi negocio sin el prestigio que traía detrás”, afirma.

Hoy, Fullsand tiene más de 20 puntos de venta en la República Mexicana, cuenta con un catálogo de productos y accesorios para niños, damas y caballeros, y da empleo a más de 300 personas. Además, desde el año pasado forma parte del Programa Emprendedores Endeavor (www.endeavor.org.mx). Así, Matienzo se prepara para continuar con el crecimiento de su empresa.