diseño web

Posicionamiento Web en Buscadores

Nuestro servicio de SEO (Posicionamiento en Buscadores como Google, Bing y Yahoo) incluye: Posicionamiento Orgánico, On-Page SEO, Off-Page Seo, Creación de Backlinks, Análisis de Palabras Clave, Reportes de Visitas y Posiciones.

Todos recordamos ese momento en el que apareció alguna red social nueva, el último Facebook killer de turno, y como la prensa especializada se lanzó a cubrir su lanzamiento con entusiasmo y a adelantar que posiblemente se acabase convirtiendo en el elemento que causase un cambio en y aquí debe ponerse la cuestión que interese de turno. Puede ser la privacidad, puede ser el vídeo, puede ser el cómo nos comunicamos? Las opciones son siempre variadas y bastante ligadas a las quejas que los usuarios tienen en ese momento de las redes sociales dominantes.

 

diseño web

Al mismo tiempo que se produce una cierta burbuja de interés y al mismo tiempo que todo el mundo parece lanzarse a la conquista de esa red social y a probarla, las marcas empiezan a estresarse con lo que tienen que hacer o no con respecto a ella. Cuando Google + apareció en el mercado, por ejemplo, todas las marcas estaban como locas porque no podían crear perfiles de marca en ella y solo podían hacer trucos para estar presentes, creando perfiles de personas que usaban como perfiles de marca. El frenesí duró una temporada y el interés desmedido por la red social también fue paralelo. Ahora que Google + languidece sin usuarios y sin interés real de los mismos por lo que ocurre en ellos, el frenesí de las marcas en ese momento parece un tanto irónico y también una lección que deberían aprender de una vez por todas.

Las marcas se vuelven como locas cada vez que aparece una nueva herramienta social o un nuevo elemento que modificará las comunicaciones o las reglas del juego. No es necesario que lo haya modificado ya o que haya pruebas realmente tangibles de que lo vaya a hacer. Las marcas se obsesionan con la cuestión simplemente cuando esta está apareciendo en el horizonte y cuando aún solo se han lanzado a ella losearly adopters. Este interés desmedido tiene varias explicaciones. La primera es que las marcas quieren demostrar que están a la última, que son modernas y que saben lo que se cuece. La segunda razón es mucho más prosaica: los que primero lleguen tendrán una posición de partida más fácil. En el momento inicial es mucho más fácil captar a nuevos seguidores, conseguir mejores ratios de engagement o lograr destacar en medio de todo lo que se está haciendo.

Pero este punto de partida también tiene sus desventajas. Las marcas se lanzan a la piscina cuando casi ni han pasado de la clase uno de natación. Las nuevas redes sociales no tienen aún unas normas de etiqueta claras y nadie tiene realmente muy claro qué es lo que hay que hacer allí. ¿Qué quieren los usuarios de esa red social? Las marcas tienen que lanzarse a una estrategia de prueba-error para lograr comprenderlo. Además de estas cuestiones, las marcas se encuentran con un peligro mucho mayor. Puede que el esfuerzo que están dedicando a esa red social no acabe sirviendo en realidad para nada y que la red social de turno no prospere y que todo lo que ha hecho se quede en agua de borrajas.

Cómo decidir a quién se quiere conquistar

En un análisis de eConsultancy, marca ciertos puntos que toda marca debería analizar antes de lanzarse a la conquista de una red social y de aventurarse al terreno desconocido que supone uno de esos escenarios. Eles nueva y todo el mundo parece estar usándola no debería nunca guiar la estrategia de una marca.

Por un lado, la compañía debería plantearse quiénes son los usuarios actuales que están ya en la red social. ¿Quiénes están realmente usando esa herramienta? Conocer el perfil de los mismos es crucial, ya que ayudará a comprender cómo se pueden relacionar (o no) con su marca. La marca tiene que tener claro si esos potenciales usuarios de la red social le interesan y si aportarán algo a su estrategia. Al final, todos los esfuerzos de las marcas se deben centrar en lograr que se compren más sus productos o que se conozca más su marca. Estar por estar no tiene sentido.

Las marcas no deben estar por estar, sino que tiene que ajustarse a lo que se espera de ella en ese escenario.

El segundo punto en el que las marcas deben trabajar a la hora de lanzarse a por una nueva red social es establecer cuál es el tipo de contenido que impera en esa red social y que por tanto tendrán que generar. ¿Puede la marca hacerlo bien? No tiene sentido, por ejemplo, aventurarse en Instagram si al final no se va a conseguir publicar fotografías de calidad. Las marcas no deben estar por estar, simplemente generando contenidos, sino que tiene que ajustarse a lo que se espera de ella en ese escenario.

Y, finalmente, la marca tiene que hacer una suerte de examen de consciencia. No solo vale con saber lo que está ocurriendo en ese escenario sino que hay que estudiar también lo que se está haciendo en relación a ello. ¿Funciona realmente el contenido de la marca en medio de lo que los demás están publicando? ¿Encaja con la red social y con sus usuarios?

Todo ello servirá para hacer un análisis de conciencia posterior y que hará que la marca siga estudiando lo que hace y el impacto que tiene una vez que se ha entrado en ese nuevo escenario social. La compañía tiene que preguntarse por el retorno que supone la inversión que está haciendo y analizar si el tiempo y esfuerzo que dedica a esa nueva red social merece realmente la pena.

comments

Posicionamiento WEB | Diseño Web | Hospedaje Web Linux | E-mail Marketing