diseño web

Posicionamiento Web en Buscadores

Nuestro servicio de SEO (Posicionamiento en Buscadores como Google, Bing y Yahoo) incluye: Posicionamiento Orgánico, On-Page SEO, Off-Page Seo, Creación de Backlinks, Análisis de Palabras Clave, Reportes de Visitas y Posiciones.

Hewlett y Packard. Ben y Jerry. Larry y Sergey. La historia está llena de historias de amigos que se convirtieron con éxito en socios de negocios. Luego hay muchos, muchos otros, sobre los que nunca has oído hablar por una razón. Las cosas no funcionaron tan bien.

 

Diseño Web

Mezclar negocios y amistad pueden ser la clave para tu éxito o una absoluta pesadilla. Pero es algo en lo que cada emprendedor tendrá que ocuparse en algún momento. Es algo que tiene su propio conjunto de desafíos y dificultades. Sin embargo, combinar los dos podría ser uno de los mejores movimientos para tu inicio. Este artículo te ayudará a hacer un repaso a través de lo bueno y lo malo, a encontrar la ruta más adecuada para ti, y asesorarte sobre cómo proceder en caso de que tus mundos choquen entre sí.

¿Vale la pena mezclar amigos y negocios?

Según la Oficina de Estadísticas Laborales el americano promedio gasta de 8 a 9 horas en el trabajo. Sin embargo, un estudio realizado en el Reino Unido reveló que los empresarios, en promedio, gastarán un 63% más de tiempo en el trabajo que otras personas, laborando desde cualquier lugar entre 52 a 62 horas a la semana. Estoy seguro de que ese número sonará familiar a muchos de los que están leyendo este artículo.

Solo tienes que echar un vistazo a equipos fundadores como Larry Page y Sergey Brin de Google, o Bill Gates y Paul Allen de Microsoft. Para un ejemplo más reciente, están Justin Kan y Emmet Shear de Twitch.tv. Hay muchos más casos de estudio increíbles donde mejores amigos de toda la vida se unieron para construir startups maravillosas. Su confianza en el otro los guió a través de todas las épocas difíciles y les permitió convertirse en empresarios exitosos.

No obstante, también es debido a la confianza que las cosas pueden ir muy mal, muy rápidamente.

La cosa acerca de la confianza es que te puede hacer ciego a las culpas de algunos otros. A menudo, los miras con lentes de color rosado, e inconscientemente pasas por alto algunas fallas o das un pase gratis a los errores que podrían cometer. Esto es peligroso, especialmente si tienes otros empleados que no son amigos. Una vez que te ven jugando a los favoritos, la moral baja inmediatamente, tu empresa pierde productividad y tu rendimiento cae.

También, mientras que un equipo compuesto por amigos puede tener muchos beneficios en el inicio, a largo plazo tal vez no funcionan. Los equipos de amigos suelen tener perspectivas o conjuntos de habilidades similares, y esto puede ser peligroso, ya que es absolutamente necesaria la diversidad como parte de tu equipo en tus inicios.

Luego está el hecho de que la amistad en sí podría no durar. Aunque haya tantas historias acerca de amistades que se hicieron más fuertes como resultado de asociaciones comerciales, puedo garantizar que hay más historias de amistades rotas más allá de cualquier tipo de reparación debido a todo el estrés que implican los inicios de empresas.

¿El yin y el yang, o sangre y entrañas?

Un estudio reciente encontró que, a través de la observación de los diferentes equipos de emprendedores en cinco años, el factor número uno que mantiene un equipo unido es la compatibilidad de estilos de trabajo. Se encontró que los tipos de personalidad no importan tanto como su capacidad para trabajar juntos, especialmente cuando se trata de rendimiento y productividad.

Solo porque puedas ayudar a alguien a mudarse a una casa nueva no significa que tengas una excelente relación de trabajo con ellos. Eso es especialmente cierto en un ambiente de alta presión como el inicio de un negocio, donde deberías pasar al menos 50 horas a la semana juntos viéndose las caras.

Mucha gente tiene dos identidades, su yo social y su yo profesional. A menos que hayas trabajado con alguien antes, no esperes entender cómo es en un entorno profesional.

Hazte un favor y, en lugar de traer a tu mejor amigo a bordo enseguida, intenta hacerte una idea de cómo son en un entorno profesional. La mejor manera de hacerlo es trabajar juntos en un proyecto pequeño, algo con bajos riesgos, para ver cuán comprometidos están con un proyecto y cuál es su estilo de trabajo. Si no estás impresionado o no te hace clic, no hay ninguna razón para seguir adelante con una relación de negocios.

“He trabajado con mi viejo amigo Murray Newlands durante varios años. Recomiendo que nadie en esta situación empiece a trabajar en un proyecto o dos juntos. Esto hace que sea más fácil conocer si van a trabajar bien juntos. Es muy parecido a un cónyuge, se trata de una persona con la que vas a estar trabajando innumerables horas en un proyecto que tendrá altibajos, así que asegúrate de no entrar en una relación de negocios con alguien en quien no confíes”, dijo en alguna ocasión John Rampton, fundador de Due y colaborador de Entrepreneur.

Todo el tema de la confianza continúa apareciendo y por una buena razón.

Según David Horsager, autor de The Trust Edge, hay ocho pilares que integran la confianza. Ellos son: la coherencia, la claridad, la compasión, el carácter, la contribución, competencia, conexión y compromiso. Si tu relación de negocios no tiene estas cosas entonces sal de ahí rápido.

Tenemos que hablar…

A menos que seas un sociópata completo, los seres humanos naturalmente desean evitar conflictos. Todavía no he encontrado a alguien que disfrute de esas conversaciones tensas donde no estás seguro de si estás dando la cantidad adecuada de contacto visual para la situación, pero no quieres estar mirando tus pies tampoco.

La mayoría de la gente asumiría que solo porque tienen una historia con alguien, será más fácil llevar las conversaciones difíciles. La mayoría de la gente estaría equivocada. La única cosa que realmente tienes que preguntarte es si vas a estar poniendo o no en primer lugar, la empresa o la amistad.

La desventaja de trabajar con amigos es que puede ser difícil separar lo social de lo profesional. Los conflictos en el trabajo pueden desbordarse fácilmente en el ámbito personal. Un argumento erróneo sobre diseño de logotipo y la siguiente cosa que sabes es que alguien se olvida convenientemente de llevar la ensalada de patatas al próximo picnic.

Pero con toda seriedad, es peligrosamente sencillo generar rencores en el trabajo, sentir los comentarios acerca de tu trabajo profesional como un ataque personal. Es por eso que necesitas tener las conversaciones difíciles en el comienzo. Imagínate que tienes una piedra en el zapato. Seguro que al principio es un poco molesto, pero entiendes que no puedes ignorarlo. No es hasta que estás caminando por horas que empieza a doler y empiezas a preguntarte por qué no la sacaste en primer lugar. Así es como estos pequeños problemas influyen en las relaciones comerciales. Trata con ellos ahora o los verás convertirse en un insufrible dolor más adelante.

Así que, a hablar, preferiblemente con el asesoramiento de un abogado, y empieza a ventilar la ropa sucia antes de que el olor persista eternamente. Aquí están algunos de los temas que vas a necesitar tocar en el comienzo. Podrías tocar un nervio aquí y allá, pero esto es vital si vas a traer a alguien, ya sea un amigo como cofundador.

- ¿Quién es el jefe? En primer lugar, hay que definir funciones. ¿Quién es el líder designado? El negocio no es una democracia, deben escoger una persona para dirigir y tomar la decisión final. Puede ser raro de repente tener a tu amigo como jefe y viceversa, pero acostúmbrate a eso, y rápidamente.

-Hablemos de dinero. Una cosa que debes saber rápidamente es que el dinero lo cambia todo. Seamos honestos, ¿quién es más valioso para el equipo?

- Anda o muere. Bueno, “morir” podría ser un poco extremo, pero el punto es que tienes que asegurarte de que todo el mundo está en la misma página cuando se trata de valores y motivación. ¿Están todos dentro a largo plazo? ¿Va a ser a tiempo completo? Las startups usualmente toman tres años para despegar, así que lo mejor es comenzar la planificación sobre qué es lo que deseas hacer.

-¿Cuál es el protocolo? Inevitablemente habrá conflictos y sentimientos que se lastimen, así que comienza a configurar las reglas básicas de cómo van a manejarse. No asumas ingenuamente que ustedes dos solo van a hablar y todo irá bien. Si necesitan establecer un tiempo de espera de un par de días, así pueden los dos tener sus cabezas frías, hazlo, es sobre el negocio y no tus egos.

En resumen…

Hay una línea muy fina, y complicada a la hora de mezclar amigos y negocios. Puede salir muy bien o muy mal, dependiendo de las circunstancias. Lo principal a recordar es que no es algo que pueda ser decidido con cierta sabiduría común.

Normalmente, se reduce a las personas involucradas, y la forma de llevarlo a cabo si vas por ese camino. Las cosas a tener en cuenta:

- Asegúrate de que hay un vínculo de confianza, pero no dejes que la confianza ciegue a los problemas.

- La diversidad en un equipo fundacional es crucial- no te asociarás con un clon tuyo.

- Para mezclarse bien, son más importantes sus estilos de trabajo, que sus personalidades.

- Fíjate cómo anda la situación con un proyecto de prueba en primer lugar.

- Ten las conversaciones difíciles al principio.

Espero que esto te ayude a encontrar una solución si quieres o no trabajar con un amigo. ¡Y recuerda dejar tus pensamientos sobre mezclar negocios y amistad por debajo en los comentarios!

Escrito originalmente para Líder Pro-Emprendedores

comments

Posicionamiento WEB | Diseño Web | Hospedaje Web Linux | E-mail Marketing